El negocio de cultivar sin tierra

El INADEM financiará a los emprendedores que opten por convertirse en franquiciatarios de Amar Hidroponia, una firma que impulsa cultivos sustentables. Te explicamos por qué esta puede ser una oportunidad de inversión.

15-12-2015
hidrEl 29 de septiembre es un día especial en el corazón de Rodrigo Domenzain: tal día, hace 16 años, el proyecto por el que tanto luchó, crear una asociación civil para ofrecer alternativas de empleo a personas de escasos recursos en comunidades rurales, dio sus primeros pasos.

Domenzain, abogado de profesión, dejó el despacho para el que trabajaba y se embarcó junto a su mujer en esta aventura solidaria que terminó por convertirse en un negocio con un enorme potencial de crecimiento: Amar Hidroponia.

La hidroponía es una técnica de cultivo que se remonta a los años 20, la cual permite cultivar plantas utilizando disoluciones minerales en lugar de suelo agrícola. El empresario destaca que esta técnica “permite cultivar todo el año, prescindir de pesticidas y ampliar la vida del producto en anaquel, pues las verduras se mantienen más tiempo frescas al recibir una alimentación perfecta”.  

Su empresa produce a través de este sistema mil 200 toneladas de chile habanero, de las cuales un 90% se exporta a Estados Unidos. Dado el interés del país vecino por este producto, crearon otra empresa: Amar Hidroponics Inc, con sede en San Diego.

Dos eventos concretos han marcado el auge de este proyecto. El primero: su ingreso, hace tres años, en el modelo de franquicias. “La gente ha creído en nuestra idea al invertir y arriesgar su capital, lo cual nos ha permitido crecer a otro nivel”, afirma el presidente y director general de esta PyME.

El segundo empujón llegó hace unas semanas, cuando fueron certificados por el Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM) para ser sujetos a crédito: los franquiciatarios de Amar Hidroponia recibirán financiamientos que parten desde 100 mil pesos y pueden llegar hasta dos millones de pesos, o un tope del 50% del costo total de la franquicia.

Con lo anterior, la firma prevé impulsar el crecimiento de nuevas franquicias, cuya inversión requerida es aproximada a los dos millones y medio de pesos para una hectárea (incluye la compra del terreno, capital humano de trabajo y formación de invernadero o casa sombra).

“Es una excelente opción para producir verduras de alta calidad a muy bajo costo. Estamos muy contentos de poder ofrecer a nuestros emprendedores y empresarios el apoyo del INADEM”, señala Domenzain.

El modelo de negocio de Amar Hidroponia es “proyecto llave en mano”, es decir,  acompañan a los emprendedores/inversionistas en la formación de su franquicia, contratación de personal, asesoría agrónoma, cosecha y comercialización del producto.

La empresa cuenta con 20 franquicias sólo en la zona de Quintana Roo y 15 más en trámite con las que espera llegar a las 50 hectáreas este 2015. Si estás interesado en esta técnica de cultivo, obtén más información en www.amarhidroponia.com.

Lee también: Una empresa verde cosecha éxitos en Monterrey.

Recibe en el correo las noticias que interesan a tu PyME

CONTENIDO RELACIONADO

MASTER CLASS

Botanas La Lupita, una empresa de familia comprometida con su entorno

MISION VIRTUAL

Misión virtual a Polonia

Actualidad

Elige al mejor proveedor para tu PyME

Actualidad

4 ideas para crecer en medio de la adversidad

PYMES TV

Alianzas que dan frutos

PYMES TV

Grupo Impulza: innovación, trabajo y emprendimiento son las claves para triunfar en todo negocio

Santander PyME en Twitter / Facebook / YouTube /

Súper Línea PyME 01 800-911-5511

© Banco Santander (México) S.A., Institución de Banca Múltiple, Grupo Financiero Santander México 2014 Todos los derechos reservados | Aviso legal | Política de privacidad