5 consejos para superar imprevistos en tu negocio

Para que tu PyME salga victoriosa de los conflictos, es importante que los líderes aprendan a afrontar situaciones de manera objetiva, analizando el entorno, y que la institución establezca protocolos de actuación claros. En Santander te decimos cómo lograrlo.

26-02-2018

Consejos-superar-imprevistos
Todos los días las empresas se pueden enfrentar a situaciones difíciles en distintas áreas que pueden surgir de manera inesperada, como el aplazamiento de un pago, riñas entre colaboradores, retraso de un proveedor o la baja de un empleado por alguna enfermedad.

Por esto, deben contar con un plan de acción que garantice la continuidad de las operaciones y del ambiente armónico, con las menores complicaciones posibles.

Generalmente este tipo de imprevistos se traducen en una necesidad financiera en la que se debe recurrir a la “caja chica”, fondo que ayuda a sufragar este tipo de inconvenientes.

Pero si los problemas no sólo son financieros, es necesario que se tomen en cuenta otras medidas para la resolución de conflictos. Toma nota en lo siguiente:
 
1. Escucha todas las voces. Cuando se presente algún problema, escucha las versiones de todos los involucrados, tanto de los socios como de los colaboradores. Averigua lo que piensan sobre el conflicto y cómo pretenden resolverlo. Dale la oportunidad a tu equipo de expresar lo que piensa; es momento de dialogar.
 
2. Busca soluciones. Trabaja para atender y arreglar los problemas en lugar de buscar culpables, lo cual te haría perder tiempo valioso. El diálogo y confrontación son las claves para aclarar conflictos de forma rápida y sin malentendidos; así tu equipo podrá recobrar el camino del trabajo.
 
3. Atiende de forma personal. Si hay algo que moleste a alguno de tus colaboradores es probable que no esté dando su desempeño al máximo. Antes de que el problema se haga más grande, arregla el conflicto lo antes posible y establece opciones para solucionarlo.
 
4. Evalúa las soluciones. Haz una lista física con las posibles acciones a implementar, así será más fácil analizarlas. Descarta las alternativas poco funcionales o complicadas, por ejemplo, las que requieran ayuda de terceros, ya que entre más personas estén involucradas en el proceso, más difícil se convierte la ejecución.
 
5. Ve a la causa, no al problema. Si se trata de un problema recurrente, es probable que sólo se haya solucionado el conflicto sin analizar las causas. Problemas en el departamento de Servicio al Cliente, por ejemplo, no necesitan negociaciones con los consumidores a cada rato, posiblemente se puedan solucionar si el personal de esta área tiene mayor capacitación.
 
Es normal que los problemas aparezcan sin previo aviso y con escaso margen de maniobra para actuar. Pero aunque no hay forma de prever todo lo que sucederá en tu empresa, sí es posible contar con un Manual de Crisis, documento interno y confidencial que te servirá como herramienta estratégica de gestión empresarial para aplicar acciones específicas en momentos de conflictos.
 
Si deseas saber más sobre el crecimiento empresarial, acércate a la sección Formación online y descubre los cursos que en Santander hemos creado para ti.

Lee también:
>> Errores al emprender con un socio



Recibe en el correo las noticias que interesan a tu PyME

CONTENIDO RELACIONADO

Actualidad

4 herramientas tecnológicas de fidelización

Actualidad

Mejora tu comunicación con la psicología del color

PYMES TV

Pet Zoo o cómo mimar a tus mascotas

PYMES TV

Los García, una empresa liderada por una mujer que creyó en sí misma

Santander PyME en Twitter / Facebook / YouTube /

Súper Línea PyME 01 800-911-5511

© Banco Santander (México) S.A., Institución de Banca Múltiple, Grupo Financiero Santander México 2014 Todos los derechos reservados | Aviso legal | Política de privacidad